miércoles, 17 de agosto de 2016

El hígado graso, como evitarlo

Tu estilo de vida y el porqué del hígado graso


Hígado puzzle
Hígado

Muchas de las condiciones anómalas o enfermedades que adquieren las personas son productos de un estilo de vida caracterizado por hábitos alimenticios poco saludables. Este es el caso del hígado graso que, aunque no es una enfermedad mortal, puede derivar en inflamaciones y síntomas comprometedores para la salud.

Si la aparición del hígado graso no viene con más síntomas de otras enfermedades o condiciones (ejemplo: diabetes) estamos frente a un caso que puede ser curado a través de la incorporación de hábitos saludables, es decir, de un cambio en el estilo de vida de la persona que lo padece.

Pero ¿en qué consiste el hígado graso?


Se conoce como esteatosis hepática, el hígado graso, a decir de la literatura médica especializada, está presente en nuestro organismo cuando se presenta un desequilibrio entre el peso de nuestro hígado y la cantidad de grasa alojada en el mismo. Se dirá entonces que hay hígado graso cuando toda la grasa contenida en el hígado supera el 5% o 10% de su peso.

No obstante, a según de las cifras contadas por los centros de salud prestigiosos, esta condición no presenta mayores complicaciones, y puede ser desarrollada por personas mayores a 50 años o que presenten diabetes.

Aparte, señalan los expertos, el hígado graso puede clasificarse según el factor que causa su aparición, el hígado graso, que es producto de la ingesta de alcohol en cantidades excesivas y el hígado graso no alcohólico.

Stop alcohol
Basta de alcohol

En el caso de hígado graso por el consumo de alcohol se presenta en las primeras etapas de la alteración, donde el hígado no procesa las grasas como se espera, acumulándose en el hígado. No obstante, un cambio en el estilo de vida (reducir el consumo de alcohol) hará que en unas pocas semanas desaparezca esta condición anómala.

En cuanto el hígado graso no alcohólico deriva de enfermedades subyacentes como la diabetes, pero también por obesidad, asimismo por tener los niveles de triglicéridos muy altos o, entre otras causas, por una rápida pérdida de peso corporal.

Cabe acotar que, como se dijo más arriba, la condición del hígado graso no debería comprender mayores complicaciones para su tratamiento y mejora, pues, basta con hacer cambios en los hábitos alimenticios poco saludables, en el estilo de vida que se lleva, y será suficiente para ver resultados positivos en pocas semanas.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Remedios para la tos, alternativas caseras

Alternativas naturales, remedios para la tos

Tos seca
Tos
El tema de la salud no debe ser considerado solamente como patrimonio de la medicina tradicional clínica, pues al son de hoy, hay muchas otras alternativas que bien pueden aportar soluciones, así sea en algo tan simple como remedios para la tos.

Y es que hay cientos de remedios efectivos para curar la tos, sea ésta seca o no. De hecho, son muchos los remedios caseros que se puedan encontrar en el mercado o, incluso hacerlos por cuenta propia y cuya efectividad sobre la tos está más que probada, aún, por generaciones de familias. Tanta es su efectividad que a decir de la literatura especializada, los remedios para la tos,  en este caso los caseros, no solo atacan sus síntomas sino que tratan la causa  aumentando la actividad expectorante que libera la mucosidad de los pulmones.

Los especialistas en el tema, aseveran que la ventaja que tienen los remedios para la tos caseros es que no están intervenidos o procesados por elementos químicos sino todo lo contrario, son productos cien por cien naturales. Por ejemplo, los que son a base de limón o de jengibre, pero también de ajo, cardamomo, almendras y cúrcuma, todos muy recomendados para aliviar los síntomas de la tos.

Los remedios caseros más recomendados para eliminar la tos


Limón y miel
Miel y limón

Remedios caseros


  • Uno de los remedios caseros más usado para tratar la tos es la mezcla del limón con miel diluida en agua hirviendo, puesto que calma la garganta a la vez que trata a flema.


  • También, tenemos el uso de la cúrcuma, que tomada con miel suele ser muy eficaz. Sin embargo, si quiere ser más práctico, se puede masticar las vainas del cardamomo, que también puede ayudar. Asimismo con las almendras, pues se puede hacer con ella una crema.


  • La receta milenaria, y conocida por todos, siempre será una de las más efectivas a la hora de combatir la molesta tos. Prepararse una taza de té caliente, ponerle mucho limón con una cucharada de miel, y tomar reposo ha sido desde años uno de los remedios más efectivo.


No obstante, debemos acotar, que si bien existe una variedad de remedios para la tos, no hay ninguno que sea una panacea, estrictamente hablando. En temas de la salud, siempre será importante el descanso y el tiempo, ambos factores a tomar en cuenta para una completa recuperación.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Vive mejor con salud y hábitos saludables

Porque todo es mejor con salud: 8 hábitos saludables


Relax entre edificios
Relajarse meditando

El frenético ritmo de vida que  se vive las ciudades muy pobladas, obligan a las personas a trastocar sensiblemente un estilo de vida saludable por otro que no lo es tanto pero que se adapta al frenesí diario. Olvidando que si hay que hacer un cambio de estilo de vida, entonces, que sea mejor con salud.

Y es que no son pocos los especialistas que exhortan a las personas a tomar consciencia de los hábitos pocos saludables que han asimilando. Yendo así, en contra de la propia salud, pero que si se toma conciencia a tiempo, la situación puede revertirse.

Quizás por tal motivo, se aprecia que en el transcurso de las últimas décadas ha habido un interés creciente por mejorar la salud personal. Y tal vez, por ello, no son pocos los coach y conferenciantes que han diseñado propuestas para  alcanzar el bienestar físico y emocional confirmando que hay estrategias que podemos aplicar a nuestra vida para alcanzar ese objetivo de vida saludable.

Así, muchos especialistas enseñan que la mente humana funciona de modo automático y que esa cualidad es muy positiva, puesto que si paulatinamente vamos adoptando buenos hábitos para nuestra salud, se quedarán con nosotros siempre.

Médico especialista
Médico

Pero ¿qué debemos entender por buenos hábitos de salud?


Vivir congruentemente


Esto es, hacer que el pensamiento y la acción no se contradigan.

Prestar atención


Cuántas horas dormimos y cuál es la calidad de nuestro descanso –y es que la calidad del sueño va de la mano con los pensamientos positivos. Así mismo es bueno dormir una hora antes de lo habitual, porque tomaremos mejores decisiones.

Elegir


Elige un día de a la semana para despertarte sin ayuda del despertador.

No comer si no se tiene hambre


Hay que preguntarse si en ciertas horas del día si queremos comer porque tenemos hambre realmente, o quizás sea solo sed o aburrimiento.

Comprar productos saludables


Alimentos frescos
Mercado de alimentos

Aliméntate con alimentos frescos y reduce el consumo de alimentos muy procesados como comida en lata, salsas, congelados, entre otros. Siempre será mejor comer alimentos que no estén alterados en su esencia natural.

Empieza tu día con unos minutos de meditación


Proponte 3 objetivos diarios en lo profesional, social y personal, respectivamente.

Sé agradecido


Practícalo antes de dormir.

Finalmente, hay que tener en cuenta que si hay que hacer un cambio en nuestra vida, que sea mejor con salud. Después de todo, ella es nuestro sostén para que los demás objetivos y propósitos que tengamos los podamos cumplir.