miércoles, 17 de agosto de 2016

El hígado graso, como evitarlo

Tu estilo de vida y el porqué del hígado graso


Hígado puzzle
Hígado

Muchas de las condiciones anómalas o enfermedades que adquieren las personas son productos de un estilo de vida caracterizado por hábitos alimenticios poco saludables. Este es el caso del hígado graso que, aunque no es una enfermedad mortal, puede derivar en inflamaciones y síntomas comprometedores para la salud.

Si la aparición del hígado graso no viene con más síntomas de otras enfermedades o condiciones (ejemplo: diabetes) estamos frente a un caso que puede ser curado a través de la incorporación de hábitos saludables, es decir, de un cambio en el estilo de vida de la persona que lo padece.

Pero ¿en qué consiste el hígado graso?


Se conoce como esteatosis hepática, el hígado graso, a decir de la literatura médica especializada, está presente en nuestro organismo cuando se presenta un desequilibrio entre el peso de nuestro hígado y la cantidad de grasa alojada en el mismo. Se dirá entonces que hay hígado graso cuando toda la grasa contenida en el hígado supera el 5% o 10% de su peso.

No obstante, a según de las cifras contadas por los centros de salud prestigiosos, esta condición no presenta mayores complicaciones, y puede ser desarrollada por personas mayores a 50 años o que presenten diabetes.

Aparte, señalan los expertos, el hígado graso puede clasificarse según el factor que causa su aparición, el hígado graso, que es producto de la ingesta de alcohol en cantidades excesivas y el hígado graso no alcohólico.

Stop alcohol
Basta de alcohol

En el caso de hígado graso por el consumo de alcohol se presenta en las primeras etapas de la alteración, donde el hígado no procesa las grasas como se espera, acumulándose en el hígado. No obstante, un cambio en el estilo de vida (reducir el consumo de alcohol) hará que en unas pocas semanas desaparezca esta condición anómala.

En cuanto el hígado graso no alcohólico deriva de enfermedades subyacentes como la diabetes, pero también por obesidad, asimismo por tener los niveles de triglicéridos muy altos o, entre otras causas, por una rápida pérdida de peso corporal.

Cabe acotar que, como se dijo más arriba, la condición del hígado graso no debería comprender mayores complicaciones para su tratamiento y mejora, pues, basta con hacer cambios en los hábitos alimenticios poco saludables, en el estilo de vida que se lleva, y será suficiente para ver resultados positivos en pocas semanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario