miércoles, 6 de septiembre de 2017

3 remedios caseros para la tos



En caso que usted en este momento se esté preguntando por los mejores remedios para la tos, a continuación le proponemos algunos que se pueden preparar en casa de una manera muy sencilla y que se caracterizan por ser muy eficaces.


Remedios caseros para la tos


Un jarabe de miel




En pocas palabras, lo que hace la miel es suavizar la garganta y también encargarse de eliminar virus y bacterias. Es a raíz de lo anterior que se suele aconsejar a los enfermos que consuman un té con miel.

Los ingredientes que se necesitan son:

  • El zumo de un limón.
  • Una cucharada de miel.
  • Una cucharada de aceite de coco.

Para la preparación de este remedio para la tos, usted debe:

  • Empezar por exprimir el limón y verter el jugo en un recipiente.
  • A continuación agregue la miel y aceite de coco.
  • Mezcle muy bien y consuma esta preparación en dos ocasiones durante el día.

Sopa de ajo con azúcar




Para las personas que no estén muy informadas al respecto, el ajo es un remedio natural porque es un antiséptico, motivo por el que va a ayudar a las personas en aquellos casos en que la tos es insoportable. Por otro lado, se hace notar que esta es una receta muy pertinente durante el invierno.

  • Una taza con agua.
  • Dos dientes de ajo.
  • Tres cucharadas de azúcar.

Respecto a la preparación de este remedio, los pasos a seguir son:

  • Empiece por pelar muy bien los dientes de ajo y asegurarse de picarlos todos de una manera muy fina.
  • Ubique el agua en un cazo caliente con los ajos y el azúcar.
  • Espere durante unos 15 minutos para que pueda hervir y a continuación retire del fuego.
  • En el momento en que alcance una temperatura que sea soportable, puede consumir una cucharadita.
  • Repita en varias ocasiones en el día.

Una infusión de anís




Es una bebida que cuenta con un sabor muy característico y además dispone de las propiedades del anís, que es reconocido por ser un excelente remedio natural para los dolores de garganta y tos. La instrucción es que usted consuma esta preparación en tres ocasiones en el día y lo más caliente posible.

  • Dos cucharadas de semillas de anís.
  • Una taza con agua.

Para la preparación debe:

  • Moler un poco de las semillas de anís y colocarlas en un cazo.
  • Verter el agua y dejar que se infusione por un lapso de 15 minutos hasta que rompa el hervor.
  • Retire del fuego y espere a que repose cinco minutos.
  • Filtre antes de consumir. Puede endulzar con miel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario