miércoles, 1 de noviembre de 2017

4 consejos para tener unas rodillas fuertes



Para conseguir unas rodillas fuertes existen múltiples remedios naturales saludables entre los que se puede elegir, además de cumplir con una serie de pautas o recomendaciones que van a facilitar que esta zona del cuerpo se pueda fortalecer.


Consejos para tener unas rodillas fuertes


Tenga en cuenta que unas rodillas fuertes son un sinónimo de una vida plena, más que nada cuando el cuerpo va envejeciendo.

Atención al peso corporal




El sobrepeso y la obesidad son dos condiciones que son realmente dañinas para las rodillas. Piense en lo siguiente:

  • En caso que usted tenga un 20% más del peso normal según la estatura y la contextura física, se incrementa en hasta 10 veces el riesgo que se sufra de artrosis en esta articulación.
  • En el momento en que se salta o se está bajando una escalera el peso se multiplica por cuatro, siendo este un impacto que las rodillas reciben directamente.

Acudir al médico




Si se detecta algún dolor en la articulación por un determinado lapso de tiempo y ya se han tomado antiinflamatorios no recetados y no se nota una mejoría, hay que asistir con el traumatólogo.

  • Un profesional debe atender estas situaciones pronto para aplicar las pruebas pertinentes.
  • Según corresponda se optará por sesiones de kinesiología o técnicas más complejas.

Prestar atención a los saltos




Saltar la cuerda es muy beneficioso para el organismo al igual que la realización de otros tipos de ejercicios en donde se precise de saltos, pero es clave que se aprenda la técnica adecuada para su ejecución.

  • Recuerde que con una mala caída se pueden provocar lesiones en los pies y en las rodillas, siendo esta una posibilidad que se puede evitar mediante un trabajo en la técnica.
  • Lo más pertinente es que se “aterrice” con las piernas un poco flexionadas para que así el peso se pueda equiparar en relación con el cuerpo.

Cambiar la dieta




La alimentación es importante para unas rodillas fuertes y sanas.

  • Siempre es positivo que se ingieran alimentos con propiedades antiinflamatorias como el pescado, aguacate, frutos secos y el aceite de oliva.
  • Es clave que se le suministre al organismo toda la vitamina E que sea posible para que así las articulaciones se fortalezcan.
  • No se olvide de incorporar el calcio para que se evite la osteoporosis y un debilitamiento en todos los huesos. Las verduras de hoja verde son una buena opción para ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario