miércoles, 15 de noviembre de 2017

4 ejercicios para aliviar los calambres



Los calambres pueden presentarse de un modo súbito y en cualquier músculo, siendo muy dolorosos. Lo usual es que afecten las piernas y los muslos, aunque también se pueden presentar en las manos, pies o brazos.


¿Por qué se producen los calambres?


Son más frecuentes durante la noche y pueden surgir de un modo repentino al caminar, hacer ejercicio o por realizar las actividades cotidianas. Normalmente es un dolor agudo que se da durante 15 segundos, aunque en ocasiones pueden ser minutos.



Entre las causas típicas de los calambres, como en las piernas se destacan explicaciones como:

  • Uso en exceso de los músculos al ejercitarse.
  • Bajo nivel de potasio y sodio o deshidratación.
  • Sobrepeso y sedentarismo.
  • Estado de embarazo.
  • Insuficiencia renal.
  • Casos de hipotiroidismo.

A grandes rasgos los calambres no son un problema para la salud porque desaparecen paulatinamente.

Ejercicios para aliviar los calambres


Flexionar los dedos de los pies




  • Coloque la pierna afectada lo más estirada que sea posible sobre la cama.
  • Lleve los dedos de los pies hacia atrás con ayuda de su mano y ejerza una presión leve.
  • Eleve el talón un poco y despegue del apoyo.
  • Mantenga esta posición por 30 segundos.

Caminar sobre el talón




Teniendo mucho cuidado, usted se debe levantar de la cama y hacer todo el esfuerzo posible para caminar mientras lleva el peso del cuerpo a su talón desde el lado en donde surgió el calambre. Con lo anterior se ocasionará que los músculos de la pantorrilla reciban un poco más de sangre y también de oxígeno.

Presionar contra la pared


  • Ubíquese de pie frente a la pared y apoye la planta del pie en el zócalo.
  • Ahora coloque sus manos por delante del torso igualmente contra la pared y flexione sus codos.
  • El objetivo es que al hacer este movimiento usted sienta que los músculos de la pierna se estiran en su totalidad.

Caminar de puntillas




Para los casos de calambres en los gemelos que en realidad son bastante comunes en el mundo de la actividad física e inclusive si se utilizan los tacones en exceso, hay un ejercicio que consiste en caminar de puntillas el cual es bastante efectivo.

Lo único que debe hacer es ponerse de puntillas, tanto descanso como en calcetines y caminar lo máximo que sea posible en la oficina o en la casa. Una alternativa para lo anterior es subir y bajar los talones para que la zona se estire muy bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario