miércoles, 8 de noviembre de 2017

Consejos para bajar de peso con ensaladas



Una de las características que debe gozar toda dieta para adelgazar (y que se resalta en el mundo de salud) e incluso la mayor parte de las comidas principales de una persona que quiere disfrutar de una vida saludable, es garantizar que su cuerpo pueda consumir con cierta regularidad ensaladas.


Al respecto hay que destacar que uno de los métodos más pertinentes para perder peso es a través de las ensaladas, ya que en este tipo de platos se consigue una muy adecuada combinación entre verduras, legumbres y frutas, lo que significa para el organismo un considerable aporte de antioxidantes y vitaminas que siempre serán un insumo excelente para bajar unos cuantos kilos.



¿Por qué las ensaladas ayudan a adelgazar?




  • Buen sabor – En primera instancia, hay que destacar este aspecto, ya que al ser un tipo de plato que se puede obtener mediante combinaciones de todo tipo, las recetas siempre se van a poder ajustar a los gustos personales de cada quien.
  • Bajas en calorías – Una de sus grandes ventajas es que se puede llenar el estómago en muy poco tiempo y la cantidad de calorías en la mayor parte de los casos es baja. Un ejemplo para clarificar lo anterior es la lechuga, la cual tiene mucha fibra y agua.
  • Comida rápida y sana – Es muy poco el tiempo que se debe invertir para la preparación de una ensalada. Igualmente los ingredientes son fáciles de encontrar y sólo se necesita lavar cada uno de ellos muy bien, cortarlos, entre otro tipo de procesos.
  • Aporte de vitaminas y proteínas – Las verduras en su mayoría son una excelente fuente natural de vitaminas, hierro, calcio, etc. Si se las combina de una manera inteligente, se van a poder aportar un sinfín de elementos beneficiosos para el cuerpo.

Recomendaciones sobre las recetas para una ensalada




  • Es fundamental que siempre se tome el tiempo necesario para elegir alimentos que estén frescos y en el mejor de los casos de temporada.
  • Haga lo posible para preparar la ensalada en el momento mismo en que se va a comer, ya que si se toma la decisión de hacerlo de un día para el otro se pierden parte de sus propiedades.
  • Respecto a la aliñada lo ideal es que se haga justo antes de servir y en este orden: primero la sal, en caso que se use, después el zumo de limón y finalmente el aceite.
  • En caso de tener mucha hambre, se puede hacer una base de lechugas importante y variada para llenarse sino aumentar mucho las calorías o las grasas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario