miércoles, 24 de enero de 2018

¿Por qué es malo retener los gases?



No es un asunto sobre el que las personas tiendan a preocuparse, pero retener los gases puede ocasionar múltiples efectos negativos en la salud, siendo estas consecuencias simples de evitar que la naturaleza cumpla con su función debido cumplimiento de normas sociales.


¿Expulsión de gases vergonzosa?


En realidad, en la mayoría de los casos se tiende a considerar que la expulsión de los gases es algo vergonzoso, más que nada si hay personas alrededor. Al respecto hay que tener en cuenta que se trata de algo natural y que de acuerdo con las investigaciones, puede ser una práctica perjudicial para la salud.

¿Por qué es malo para la salud retener los gases?


Las flatulencias se pueden generar debido a los alimentos ingeridos, el aire que ingresa al cuerpo al momento de hablar o por las bacterias que se generan durante el proceso de digestión. En ese orden de ideas, es necesaria la expulsión de los gases para que la salud del cuerpo no se afecte.



Algunas de las consecuencias de retener o de aguantar los gases son:

  • Dolor en la zona abdominal.
  • Un hedor más intenso.
  • Dolor de estómago.
  • Peritonitis en caso de ser muy grave.
  • Inflamación del abdomen.

Como se ha mencionado, la liberación de los gases es algo totalmente natural e incluso se estima que una persona expulsa alrededor de 14 a 18 gases a diario. Por supuesto esta cantidad se va a ver afectada si se ha consumido un alimento rico en fibra o gas, como por ejemplo las gaseosas, caso en el que se incrementan de manera considerable.

Problemas de salud por retener gases


De acuerdo con los médicos, se suele afirmar que con las flatulencias es posible saber hasta cierto punto si el cuerpo se encuentra en un buen estado o no. Hay que tener en cuenta que el olor y los componentes que lo pueden ocasionar, además de la cantidad que se expulsa durante el día, son una evidencia clara de cómo se está dando el proceso digestivo.



En el momento en que se retiene un gas se está impidiendo que los síntomas puedan ser bien reconocidos. Además, la hinchazón en el abdomen o los cólicos pueden ocasionar un sinfín de patologías, así que esta es una práctica terrible para el cuerpo, más aún si hay síntomas asociados como:

  • Cambios en la temperatura.
  • Sangre en las heces.
  • Pérdida de peso.
  • Erupciones en la piel.
  • Diarrea o fatiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario