miércoles, 3 de enero de 2018

¿Qué alimentos comer con el hígado graso?



La pregunta respecto a qué se debe comer con el hígado graso es más común de lo que se piensa y en realidad trae consigo muchas opiniones salud. En caso que tenga interés al respecto, hablamos un poco más a profundidad del tema.


Características del hígado graso




El hígado graso es una acumulación de grasa que se presenta en este órgano, lo cual puede traer como consecuencia enfermedades que son graves en caso de no ser tratadas del modo adecuado. Uno de los motivos principales por los que se puede presentar, son los hábitos de alimentación.

Síntomas comunes del hígado graso


Lo cierto es que no todas las personas que presentan hígado graso van a mencionar estos síntomas, pero entre los más comunes están:

  • La pérdida del apetito.
  • Fatiga o cansancio.
  • Algo de náuseas.
  • Un dolor en la parte derecha del abdomen.
  • Sensación de saciedad extrema.
  • Mucha dificultad para concentrarse y mala memoria.

¿Qué alimentos comer con el hígado graso?


Es fundamental que se comprenda desde el inicio que para curar un hígado graso hay que hacer cambios considerables en la alimentación. Tenga muy en cuenta los alimentos que se mencionan a continuación para que los incluya en su vida cotidiana.



  • Ajo – Es un bulbo que contiene alicina y selenio, además de ser un ingrediente perfecto para posibilitar la limpieza del hígado y de esta manera mejorar la activación de las enzimas que se encargan de la eliminación de las toxinas.
  • Jengibre – Considerando el alto contenido de antioxidantes de este ingrediente, hay que resaltar que el jengibre se posiciona como un aliado ideal para bajar los triglicéridos en el cuerpo.
  • Acelga – Es un alimento muy reconocido porque como parte de su composición se encuentran grandes cantidades de hierro, fibra, magnesio, potasio y agua. En conclusión, es un tónico excelente para el rejuvenecimiento de las células hepáticas y también para la limpieza del hígado graso.
  • Toronja – Es una fruta magnífica con la que se contribuye a la activación de químicos que tienen por tarea la oxidación de los ácidos grasos, así que no es sólo pertinente para el hígado graso, sino que también es útil para perder peso.
  • Té verde – Es una infusión que se sugiere tomar a las personas en múltiples situaciones y que es en realidad un aliado perfecto para la regulación de la función del hígado. Entre sus componentes está la catequina que incide de forma positiva en el control de los radicales libres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario