miércoles, 28 de marzo de 2018

2 infusiones naturales para tratar el hígado graso

Infusion natural para cuidar higado graso


Saber cómo tratar un hígado graso es sumamente complejo y en ese sentido además de aplicar cada una de las indicaciones que sean suministradas por el médico, existen infusiones naturales para tratar el hígado graso que pueden actuar muy bien como un complemento ante sus síntomas.


Infusión de boldo y menta para el hígado graso


Lo que se busca en este caso, es combinar las propiedades digestivas de la hoja de menta con la estimulación para la eliminación de las grasas que nos brinda el boldo. De esta manera se obtiene una muy interesante combinación con la que el tejido hepático se va a ver beneficiado de una manera increíble.

Infusion natural para cuidar higado graso


Además de lo anterior, las dos plantas que se han mencionado se caracterizan por contener sustancias antiinflamatorias y antioxidantes que van a ser claves para la protección de las células y que por ende ayudarán a reducir el riesgo de sufrir de patologías cada vez más graves.

  • Una taza con agua.
  • Una cucharadita de hojas de menta.
  • Una cucharadita de hojas de boldo.

Los pasos para obtener esta preparación son los siguientes:

  • Hay que empezar por hervir la taza con agua.
  • En el momento en que alcance el punto de ebullición le puede añadir las plantas.
  • Ahora reduzca el fuego al mínimo y espere durante dos minutos.
  • A continuación, espere por otros 10 minutos y pase a colar.

Para el consumo de la infusión se sugiere que sea una taza en ayunas y durante tres semanas.

Infusión de alcachofa para el hígado graso


Gracias a la capacidad de la alcachofa para reducir la acumulación de grasa en el cuerpo, es uno de los remedios que más se sugiere para el tratamiento del hígado graso. Así mismo, contiene fibras naturales y sustancias antioxidantes con las que se da una mejor limpieza de este órgano, motivo por el que se evita la acumulación de los lípidos en sus tejidos.

Infusion natural para cuidar higado graso


  • Una alcachofa.
  • Tres tazas con agua.

Los pasos para obtener esta preparación son muy sencillos:

  • Empiece por verter las tasas de agua en una olla y a continuación ponerlas a hervir a fuego alto.
  • En cuanto pueda hervir, agregue la alcachofa cortada en trozos y deje al fuego por unos tres minutos.
  • Finalmente espere a que la bebida pueda reposar y pase a servir.

En cuanto a la instrucción de consumo, debe ser una taza de la infusión de alcachofa antes de cada una de las comidas principales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario