miércoles, 30 de mayo de 2018

Las mejores soluciones naturales para la inflamación abdominal



La inflamación abdominal se constituye como uno de los problemas más frecuentes que podemos experimentar, precisamente porque tiene mucho que ver con la indigestión y la combinación inapropiada de los alimentos. Por lo anterior, tener a la mano remedios naturales saludables y efectivos que den solución a este malestar, es algo sumamente importante para que el vientre retorne prontamente a su estado normal.


Si bien en las mujeres también puede presentarse como consecuencia del síndrome premenstrual, la verdad es que, sin importar las causas, los tratamientos farmacológicos no siempre son los preferidos y es entonces cuando las alternativas naturales surgen como maneras sencillas de conseguir sentirse mejor.

Remedios naturales para la inflamación abdominal




  • Infusión de canela: basta una cucharadita pequeña de canela en una taza de agua para lograr una infusión realmente efectiva que además de disminuir la hinchazón, conseguirá desintoxicar el organismo y de ser necesario, favorecer la eliminación de gases acumulados.
  • Té verde: esta infusión, rica en antioxidantes y antinflamatorios es bastante efectiva y de igual manera permite acceder a un buen conjunto de beneficios para la salud en general.
  • Linaza: entre las muchas propiedades de estas semillas, tenemos su efectividad al momento de aliviar problemáticas estomacales y por supuesto la inflamación. La idea es que la noche anterior se ponga a remojar una cuchara de linaza en un vaso de agua, para ser bebido a primera hora de la mañana.
  • Semillas de hinojo: a causa de sus propiedades antimicrobianas, diuréticas y carminativas, beber té de hinojo además de relajar los músculos del tracto digestivo, son muy pertinentes para las diferentes molestias estomacales. Puedes masticar las semillas directamente o preparar una infusión.

La inflamación abdominal y sus causas


Puesto que para solucionar un problema es fundamental conocer a qué se debe, tal y como lo mencionábamos inicialmente la alimentación puede tener mucho que ver y más exactamente el comer en gran cantidad. De otro lado, las alteraciones nerviosas que son las que conducen a comer a deshoras, no masticar bien o alimentarse demasiado rápido influyen enormemente.



Las diferentes intolerancias alimentarias al igual que beber demasiado en medio de la comida, inciden bastante en este trastorno. Finalmente, las alteraciones hormonales y todo aquello que tiene que ver con la menstruación y el embarazo, son factores a los que también se les debe prestar atención puesto que pueden ser la razón por la que se presenta inflamación abdominal frecuente y ciertamente debilitante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario