miércoles, 16 de mayo de 2018

¿Por qué los oídos producen cera o cerumen?



Los tapones de cera en los oídos pueden ser más comunes de lo que se piensa. Por eso, para prepararlo ante una eventual consulta de salud sobre este tema, le proponemos saber ¿por qué los oídos producen cera?


¿Por qué los oídos producen cera o cerumen?


En resumen, la cera o el cerumen, es un tipo de protección para el tímpano ante el mundo exterior. Gracias a su presencia, se dispone de un elemento con el que se bloquea el polvo, los agentes extraños y la suciedad en general que tal vez pueda ingresar por este conducto.

Por otro lado, la cera o el cerumen que se produce en los oídos cuenta con una función antibacteriana, la cual se encarga de impedir la invasión de hongos al interior del oído. Vale la pena resaltar que su olor es muy molesto para los insectos, pues en caso contrario se introducirían por esta cavidad. Así mismo, por la textura grasienta que tiene, actúa como un lubricante y evita que la piel se pueda resecar o agrietar.

Es importante mencionar que poco a poco cada una de las células inusuales que están dentro del canal auditivo externo, van a empujar o arrastrar al exterior la cera o el cerumen, para finalmente garantizar que el compuesto, al igual que todos los demás cuerpos que son extraños, se expulsen al medio externo por medio del oído.



La tarea que se ha mencionado, a menudo se va a completar con un lavado tradicional, aunque también pueden ayudar otros tipos de movimiento. En ese sentido, actividades que involucran la mandíbula inferior son de utilidad. Si un movimiento como el descrito, las células muertas se acumularían en la zona y las consecuencias serían graves.

Los tapones de cera en los oídos: Su formación


Pese a la anterior descripción, en ciertos casos la cera o el cerumen podría endurecerse en la zona más externa del canal auditivo. En la actualidad se han ido descubriendo motivos, factores o hábitos que pueden ocasionar su aparición, como por ejemplo la utilización de audífonos, los bastoncillos o lavarse en exceso la zona.

Por otro lado, también hay casos o personas, en donde se da una sobreproducción natural de la cera o cerumen, situación que ocurre por una explicación meramente genética. De todos modos, hasta la fecha se desconoce con exactitud cuáles son las causas específicas de esta alteración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario