miércoles, 1 de agosto de 2018

¿Consecuencias de extraer las amígdalas?



Para tratar los dolores de garganta persistentes los médicos aconsejan en el caso de los niños la extracción de las amígdalas. Incluso, en ocasiones se sugiere una intervención denominada adenoidectomía, en donde también se extirpan las adenoides.



En ese orden de ideas, las opiniones salud se han concentrado en el último tiempo en identificar las consecuencias de extraer las amígdalas y a continuación se exponen los principales hallazgos.

Consecuencias de extraer las amígdalas




En una investigación que se realizó hace algún tiempo, se compararon datos entre niños a los que se les habían extraído las amígdalas y aquellos en los que no, en donde uno de los resultados fue que existe una relación entre la amigdalectomía y el riesgo de algunas enfermedades respiratorias.

Para ser más claros sobre este concepto, las personas a las que se les extirpó las amígdalas o adenoides antes de los nueve años de edad, presentaban tres veces más incidencia de padecer afecciones alérgicas o infecciosas como influenza, asma, neumonía, entre otros, durante los años posteriores. En cuanto a los que se sometieron a una adenoidectomía, tuvieron una taza dos veces más alta de las mismas enfermedades.

Otro dato sorprendente sobre el análisis, es que una buena parte de los síntomas de la amigdalitis y adenoiditis que la cirugía pretende mejorar con la extirpación, regresan poco tiempo después de la intervención. Por lo tanto, la persona podría volver a presentar infecciones respiratorias e inclusive una inflamación crónica de sus oídos.



En ese orden de ideas, la investigación concluye que los beneficios a corto plazo son insignificantes si se los compara con los riesgos que acarrea. De esta manera, los expertos sugieren evitar esta clase de procedimientos cuando existen otros tratamientos alternativos cada disposición.

Además de lo anterior, se añade que si las opciones se agotan, los médicos tendrían que hacer todo lo posible para retrasar la cirugía la mayor cantidad de tiempo posible, lo anterior con el objetivo de permitir un mejor desarrollo de las funciones inmunitario de los niños.

¿Cuándo sí realizar una extracción de amígdalas?


A medida que el niño crece en las amígdalas y adenoides se van encogiendo. Algunos casos en los que se puede contemplar esta opción son:

  • Si las irritaciones son recurrentes en la zona de la garganta.
  • Apnea obstructiva del sueño si se agrandan estas partes del cuerpo.
  • Infecciones de oído cuando se presentan de modo repetitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario