miércoles, 24 de abril de 2019

Prácticas saludables para evitar una crisis de ansiedad



Una dieta saludable también debe considerar estrategias para evitar una crisis de ansiedad y esto significa que se debe pensar tanto en la salud mental como física. Por esta razón, en este artículo destacamos una serie de prácticas saludables para el control de la ansiedad, con las cuales se van a obtener muy buenos resultados.


Prácticas saludables para evitar una crisis de ansiedad: Ejercicio




Es una excelente medida para mejorar la salud física. Así mismo, también repercute de modo positivo en la mente. Con su práctica va a mejorar el estado de ánimo e incluso se van a prevenir estados de depresión y de ansiedad tanto a corto como largo plazo.

La recomendación por parte de los expertos es que se realicen sesiones de entre 30 a 40 minutos de una intensidad moderada y durante tres ocasiones a la semana. Con esto se pueden reducir e incluso evitar las crisis de ansiedad.

Prácticas saludables para evitar una crisis de ansiedad: Respirar correctamente




  • Siéntese para hacerlo. Los codos en el apoyabrazos para que no exista atención en los hombres.
  • La respiración tiene que ser suave, regular, lenta y tranquila.
  • Respire por la nariz y quienes abdomen en cuatro segundos
  • Aguante la respiración por dos segundos.
  • Exhale con lentitud por la boca en cuatro segundos.
  • Espere algunos segundos para repetir por varios minutos.

Prácticas saludables para evitar una crisis de ansiedad: Dieta nutritiva y equilibrada




Es clave como un complemento para cualquier tratamiento médico. Siempre existen alimentos que se deben evitar porque son perjudiciales. Pensando en la ansiedad, se sugiere una dieta rica en fibra y en ácidos grasos esenciales. Tenga en cuenta que son alimentos con los que se mejora la microbiota intestinal que está vinculada con los trastornos de ansiedad, estrés y depresión.

Prácticas saludables para evitar una crisis de ansiedad: Remedios naturales y suplementos




Existen remedios de origen natural que se pueden elegir para equilibrar el sistema nervioso. Con lo anterior, se pueden incorporar en la vida cotidiana ciertas plantas medicinales que también van a promover ciertos estados de relajación con los que se pueden evitar las crisis de ansiedad. Algunas de las opciones en este caso son: pasiflora, lavanda e hipérico.

Por otro lado, también se lo puede intentar con algunos suplementos, sin embargo, sólo se recomienda que sean utilizados con prescripción médica. Algunas opciones son el magnesio o lisina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario